¿Por qué los migrantes?

Como es sabido y notorio, durante los últimos años el movimiento migratorio hacia nuestro país ha crecido notablemente, sobrepasando las posibilidades de acogida y atención, especialmente de los migrantes más pobres, tanto a nivel gubernamental como de las organizaciones de la sociedad civil y de la pastoral de la Iglesia, constituyéndose en un gran desafío e interpelación compartida a nivel de nuestro continente de América Latina y El Caribe.

De acuerdo a los datos entregados por el CENSO 2017, la población migrante en Chile asciende corresponde a 746.465 personas, lo que representa a un 4,35% de la población. No obstante, de acuerdo estimaciones del Ministerio del Interior y del Departamento de Extranjería y Migración (DEM), de esa repartición, entre los años 2014 y 2017 el número de inmigrantes se incrementó en un 232%, pasando de 416.082 a 966.363. Según estas mismas autoridades a la fecha los inmigrantes ya han superado el millón de personas, lo que significa que las personas extranjeras en Chile alcanzarían alrededor de 5,5% del total de habitantes del país. Señalando además que cerca de 300.000 de ellos se encuentran en situación irregular.

Existe una gran preocupación por ciertos grupos de la población migrante en condición de vulnerabilidad por motivos de sexo, edad y nivel educacional. Las mujeres han sido la cara más visible de esta migración, buscando nuevas oportunidades para ellas y sus familias, que muchas veces dejan en sus países de origen expuestas a la explotación y el abuso por ingresar al país sin los documentos migratorios apropiados o trabajar sin la autorización correspondiente.

Asimismo, ha sido posible identificar un relativo aumento de la inmigración de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA) producto de la ansiada reunificación o de proyectos migratorios de carácter familiar.

Al ser portadores de los Derechos Humanos reconocidos por el Derecho Internacional y la propia Constitución Política de la República de Chile, los NNA migrantes son titulares de todos los derechos que se reconocen a la persona humana. Esto es, con plena independencia de su estatus migratorio (regular o irregular) o de su nacionalidad, los niños migrantes gozan del catálogo general de derechos humanos que el Estado de Chile se ha obligado a respetar y garantizar.

Para saber más acerca de la migración y la realidad que enfrentan los migrantes de nuestro país, puedes descargar el Marco de Referencia de Cuaresma de Fraternidad 2019 – 2021.


noticias     |     cuaresma en tu comunidad     |     protagonistas     |     imágenes destacadas     |     videos     |     material de campaña

           

Dirección: Echaurren 4, Piso 7, Santiago de Chile
Teléfonos: (56) 229 23 0400 - Fax: (56) 226 96 6080 - Mail: comunicacion@caritaschile.org

Especiales de Iglesia.cl