09 de Marzo, 2017
Testimonio Delfina Guzmán

“Actriz de teatro, cine y televisión desde antes que se graduara en la Escuela de Teatro en la Universidad de Chile, en 1956, Delfina Guzmán es la expresión cabal de una adulta mayor vital, trabajadora, llena de proyectos, que cumplirá ochenta y nueve años el siete de abril y que reclama porque ya el cuerpo no la acompaña del todo en la maravillosa vitalidad de su espíritu.
Madre de cuatro hijos, con dos maridos, obviamente en tiempos distintos, es una mujer nuclear, que desarrolla y goza con su tribu, que profesa el rol de una mujer que da vida y permite la reproducción de la especie”
Imprimir

Quizá si una gran parte de la población chilena ya un poco mayor la recuerda por célebres personajes en su más de veinticinco participaciones en telenovelas y series emblemáticas de televisión nacional de Chile o en sus veinte películas o tantísimas obras de teatro. O por el recordado comercial de televisión del Banco de Santiago, cuando el también actor Nissim Sharim viajaba por Santiago en bicicleta, con un ramo de flores para su amada Ismenia (Delfina), repitiendo Ismenia, mi amor, Ismenia mi amor, con una gran dosis de ensoñación y melancolía hasta que llega a su casa, toca el timbre, e Ismenia sale al antejardín le abre la puerta y ante el gesto de ofrecerle la bicicleta para eventualmente dar un paseo, ella lo mira y pronuncia esa frase inmortal “cómprate un auto Perico”, que quedaría como parte de la historia de la publicidad en Chille y los actores/personajes en el corazón de millares de telespectadores. Por largo tiempo, hasta hoy.

Premiada y reconocida desde pequeña en el Colegio Dunalastair cuando le tocó hacer su primera caracterización en que representaba al “fantasma de la geometría”. Cáchate el personaje. Pesqué una sábana de mi mamá, la corté y me envolví en ella. Me entregaron un triángulo y un compás y tenía que saltar y bailar. La gente se reía a carcajadas y esa sensación no se me olvidó nunca más. Yo tenía once o doce años. Ahí me di cuenta que había dos espacios. Uno, el de la soledad de la actriz y otro el del público, un espacio de comunicación y de entrega mutua.

Delfina recuerda que fue inmensamente feliz en el colegio jugando jockey y hablando inglés, luego que la habían echado de las Monjas Inglesas. Y habla con especial atención de la llegada de tres judíos alemanes a su colegio, durante la segunda guerra. Eran parte de un ballet moderno e hicieron clases en el colegio y yo aluciné. Incorporar el cuerpo a la comunicación verbal fue extraordinario.

Después de su experiencia de teatro en el colegio y el Saint George´s College y con la influencia de su madre, que le inculcó desde pequeña que todo debía ser muy bien hecho, ingresó a estudiar teatro en la Universidad de Chile. Allí consolidaría su vocación y se transformaría muy pronto en una destaca actriz. Cien personas dimos el examen de admisión y solo quedamos quince, de los cuales terminamos siete, con un solo hombre en el grupo. Lo llamábamos “el machu pichu”

Fuente: Comunicaciones Cuaresma de Fraternidad

Documentos
- Testimonio Delfina Guzmán - Revisa la entrevista completa aquí (PDF)
 

Videos
- Video Testimonio



 
NOTICIAS  |  CUARESMA EN TU COMUNIDAD  |  PROTAGONISTAS  |  IMÁGENES DESTACADAS  |  VIDEOS  |  MATERIAL DE CAMPAÑA
Dirección: Echaurren 4, Piso 7, Santiago de Chile
Teléfonos: (56) 229 23 0400 - Fax: (56) 226 96 6080 - Mail: comunicacion@caritaschile.org