Fuerte llamado a la paz al inicio de la Cuaresma

Este 02 de marzo se celebró el inicio del tiempo de Cuaresma, con la celebración del Miércoles de Ceniza en una Eucaristía realizada en el templo catedral, y que fue presidida por el obispo de Talca, el padre Galo Fernández.
Un gesto que nos aparta de pretensiones y arrogancias en el inicio de la Cuaresma, así expresó nuestro pastor lo que significa el signo de las cenizas al comienzo de su homilía, en esta celebración que partió desde las 20 horas.

“La Cuaresma está marcada por estos tres elementos que aparecen en el texto que hemos leído, la limosna, el ayuno y la oración. Si lo miramos bien los tres son un modo de negarnos a nosotros mismos, a nuestra vanidad, a nuestras pretensiones, justamente para superar la raíz de todo pecado que es un amor enfermizo a nosotros mismos”.

Así mismo, el padre Galo destacó que el ayuno no es solo privarse de algún alimento, es privarnos de todo aquello que de algún modo despierta nuestros apetitos desordenados.

“La limosna nos recuerda que el ayuno en sí mismo no tiene sentido, sino que tiene sentido cuando la privación se pone al servicio de los hermanos (…) fíjense bien, la oración también es un negarnos a nosotros, porque es negarnos a vivir encerrados en nuestra bulla interior, en nuestras aspiraciones personales para escuchar a Dios, para renunciar a la propia voluntad y buscar la voluntad de Dios”.

“Cultivar en nuestros corazones una paz auténtica”
Nuestro pastor aseveró que el Papa Francisco hace un llamado a vivir estos tres elementos en esta Cuaresma, sobre todo la oración, que es tan necesaria en estos tiempos en que Ucrania vive una guerra despiadada: “Creemos fielmente en el poder de la oración, tenemos que pedir por el milagro de la paz por el camino del diálogo, pero al mismo tiempo cultivar en nuestros corazones una paz autentica, la raíz de todas las guerras está en el corazón humano, también en nuestro propio corazón”.

Para finalizar, el padre Galo Fernández recordó que la Cuaresma tiene que ser un tiempo de un encuentro con Dios y su palabra, un tiempo de cercanía con Jesucristo y su Evangelio, un tiempo que nos apartemos del bullicio del mundo para poder centrarnos en lo que importa: “Al recibir las cenizas hay distintas fórmulas que la Iglesia propone ‘acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás’ y está otro que quisiera que ocupáramos hoy día ‘conviértete en Jesucristo y acepta el Evangelio’, que la Cuaresma sea ante todo eso un tiempo de conversión, por la paz en nuestros corazones, por la paz en nuestras familias y en nuestro país, pero de un modo muy particular por la paz en el mundo”.

Seguidamente se ofrecieron las cenizas que fueron impuestas a los fieles presentes en el templo catedral de Talca, para luego continuar con la celebración Eucarística que también fue transmitida por el Facebook de la parroquia El sagrario y de la Diócesis de Talca para aquellas personas que estaban viviendo este día desde sus hogares.

Fuente: Comunicaciones Talca


Galerías de Fotos:
Dirección: Echaurren 4, Piso 7, Santiago de Chile
Teléfonos: (56) 229 23 0400
Mail: cuaresma@caritaschile.org
Especiales de Iglesia.cl