Obispo Sergio Pérez de Arce: “No nos asustemos por ser frágiles, pongamos la confianza en nuestro Padre”

La Diócesis de Chillán celebró en todas las comunidades este Domingo de Ramos marcado por la crítica situación sanitaria a causa de la pandemia del Covid-19. Una de estas celebraciones se llevó a cabo en el Monasterio de las Religiosas Sacramentinas, y fue presidida por el obispo de San Bartolomé, padre Sergio Pérez de Arce, quien, al iniciar la eucaristía, dio paso a la bendición de los ramos de las numerosas personas que se conectaron a la misa a través de redes sociales.

Tras la bendición y antes de la Liturgia de la Palabra, el padre Sergio Pérez de Arce señaló a la audiencia que “este domingo celebramos que Cristo entra para dar la vida, para llevar su pasión hasta el final y darnos el regalo de la salvación, lo acogemos como salvador. Jesús sigue viniendo hoy día a nuestra vida como salvador, como nuestro Señor, a esta humanidad herida que está pasándola mal, Él viene a sostenernos, a decirnos que esta en medio de nuestros dolores, desafíos y esperanzas. Jesús viene hoy día a cada familia, a cada corazón, a cada comunidad. Y vamos a recibirlo como quien es el servidor de nuestra vida. Viene montado en un asno para decirnos que viene a hacerse siervo de la humanidad. Lo vamos a acoger con nuestros ramos, con nuestro corazón, con el deseo de convertirnos y seguir su camino, agitar nuestra vida, nuestra conversión”, indicó.

Tras el relato de la Pasión según San Marcos, el obispo dijo en su homilía que “celebramos el Domingo de la entrega, de la muerte de Jesús por nosotros. Pero dentro de todo ese cuadro de sufrimiento vemos dos cosas. La entrega de Jesús hacia su padre y pone su vida en sus manos. Muere confiado en su padre. La otra fe es la del centurión, quien dice: ‘Verdaderamente este es hijo de Dios’. En ese momento difícil surge la confianza de Cristo en su padre y la fe de los creyentes en el Hijo”.

“Qué nos dice esta pasión a nosotros, en este momento complejo de Chile y la humanidad entera. Que no estamos solos. Nuestro problema no es que seamos vulnerables y frágiles, porque lo somos. A veces creemos que tenemos todas las soluciones y no es así.

Hemos tratado de esconder esa fragilidad a través de falsas seguridades, nos llenamos de proyectos autorreferentes, de dinero, de éxito. Nos llenamos de faltas seguridades para esconder que somos frágiles. Queremos mostrar un camino donde creemos que tenemos todo resuelto y no necesitamos ni de los demás, ni de Dios. Por otra parte, nos ponemos a competir con los demás y explotamos la naturaleza y a los demás con tal de subir nosotros. Que los demás se frieguen. Vamos haciendo un mundo que no es el que Dios quiere”.

“La invitación de hoy es que Jesús nos llama a descubrirnos pequeños, frágiles, pero que podemos poner la confianza en él y que siguiendo sus caminos podemos construir un mundo más justo. Es lo que nos ha dicho el Papa Francisco en su Encíclica Fratelli Tutti, para construir la fraternidad hay que acoger a Dios y caminar juntos como es el proyecto que Jesús tiene para nosotros. No nos asustemos porque somos pequeños, Jesucristo compartió nuestra humanidad y sembró en ella la semilla de la resurrección, pero esto significa caminar con otros y con Dios”, finalizó.

El padre Sergio invitó asimismo a la comunidad a participar de las actividades de Semana Santa a través de las redes sociales y a ingresar al sitio web del obispado en donde se encuentran algunos materiales para vivir Semana Santa.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Galerías de Fotos:


Videos:

Dirección: Echaurren 4, Piso 7, Santiago de Chile
Teléfonos: (56) 229 23 0400
Mail: comunicacion@caritaschile.org
Especiales de Iglesia.cl